Creado por en M j, Y en Noticias | 0 Comentarios

Las sopas de matanzas son un plato típico de la cocina de invierno a pesar que actualmente ya las podemos encontrar en los cellers y restaurantes prácticamente todo el año. Se trata de un plato que resume en su elaboración, en sus aromas y en su sabor la esencia de la cocina mallorquina más tradicional.

Su elaboración no es complicada para nada. Basta seguir los pasos adecuadamente y tener la paciencia y el tiempo que requiere un plato de este tipo.

Ingredientes para 4 personas:
-Una col
-Un manojo de acelgas
-Una cebolla
-Un tomate
-Laurel
-Sal
-Pimienta
-Medio pimiento rojo
-4 tirabeques
-Perejil
-Un botifarrón
-Una pizca de sobrasada
-Una  cucharada de pimentón “tap de cortí”
-Aceite de oliva virgen
-Dos “esclatasangs” o “picornells”
-Un poco de coliflor
-100 gramos de panceta
-100 gramos de costilleja de cerdo
-Sopas de pan moreno
-Un hueso de jamón
-3 dientes de ajo
-Media guindilla

Elaboración:
Empezaremos con la carne. Cortaremos la costilleja y la panceta en trozos de unos 3 cm de diámetro y lo salpimentaremos. Después tomamos una “greixonera” o cazuela de barro y ponemos aceite de oliva al fuego. Una vez que esté bien caliente doramos la carne.

Acto seguido incorporaremos el hueso del jamón, la cebolla cortada a dados y lo sofreiremos todo junto. Cuando la cebolla esté bien pochada se añade el tomate previamente picado y lo rehogamos todo unos minutos. A continuación añadiremos los ajos picados, la guindilla, el laurel y las hierbas aromáticas.

Lo sofreimos unos minutos más y añadimos la col cortada en trocitos de unos 2 cm junto con las setas troceadas, el pimiento rojo y el botifarrón (ambos cortados a dados) y finalmente la sobrasada.

Es el momento de tapar la cazuela y dejar cocer a fuego lento hasta que la col sude. Entonces rectificaremos de sal y cuando la col esté medio hecha, añadiremos la coliflor, los tirabeques y el “tap de cortí”.

A la hora de servir pondremos las sopas de pan en el fondo de otra “greixonera” con un poco de aceite de oliva y las escaldamos con la mitad del guiso. Después colocamos otra capa de pan de sopas y cubrimos de nuevo con el resto del guiso. Espolvoreamos un poco de perejil por encima y ya lo podemos servir.

¡Buen provecho!

Ya sabéis que nos podéis dejar vuestros comentarios, sugerencias, o ideas en esta web o también en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest.