Creado por en M j, Y en Noticias, Uncategorized | 0 Comentarios

Llega Navidad y muchas de nuestras cocinas entra la tradición en forma de platos tradicionales. Unos “escaldums”, sopa rellena, lechona … En muchos hogares se mantiene la costumbre de cocinar lo mismo Navidad tras Navidad. Es como si formase parte de nuestra esencia. Ahora bien, también buscamos aportar un punto diferente. Cambiar algún detalle, algún plato.

En otros casos cada año se busca renovar la gastronomía. Intentar lucirse en recetas fantásticas del chef que nos gusta o del último libro de cocina que hemos hojeado o aquella que hemos visto en una web en internet.

Nosotros os hacemos una propuesta diferente del chef Tomeu Torrens, relativamente sencilla de preparar y que seguro que llamará la atención de vuestros invitados. Se trata de un sorbete de granada.

La granada es una fruta de otoño e invierno, un tiempo muy empleada en nuestras casas pero que ha caído muy en desuso. A pesar de ello es un producto muy nuestro y que queremos reivindicar por que puede dar mucho juego.

ELABORACIÓN

Comenzaremos desgranando las granadas. Para hacer esto tenemos nuestro truco. Partid las granadas por la mitad. Las giramos hacia abajo y les damos unos golpecitos encima. Los granos caerán solos manteniéndose enteros y conservarán todo su jugo.

temps de magranesDespués pasaremos los granos por la trituradora pero sin pasarnos en el proceso. No queremos que se rompan los huesos ya que obtendríamos una mezcla demasiado amarga.

Por otra parte, en un bol haremos un almíbar mezclando un litro de agua y 900 gramos de azúcar.

Una vez listo llega la hora de mezclar los granos de granadas y el almibar. Os habréis fijado que no hemos fijado proporciones de cada elemento ya que entendemos que estas debe ajustarse al gusto personal de cada uno debido al punto ácido de la granada.

Por este motivo debréis ir probando la mezcla hasta que os guste. Tened en cuenta que cuando se enfríe el sabor dulce baja un tanto su intensidad.

Después pasáis la mezcla a la sorbetera o al congelador. Se deberá ir pasando por la trituradora cada media hora para que la mezcla no cristalice y quede suave.

Esperamos que probéis esta propuesta y nos lo contéis. Ya sabéis que nos encontraréis en Facebook, Twitter o en esta misma web.