Tomeu Torrens Cantallops nació y creció entre los fogones de su madre Antonia Cantallops que hace 43 años comenzó a regentar el Celler Can Amer con su marido José Torrens.

Tomeu aprendió los secretos de la cocina desde muy joven viendo a su madre. Con 22 años estudió repostería de la mano de maestro Pomar de Campos. Posteriormente trabajó en la Expo Universal de Sevilla colaborando con los 24 restaurantes españoles que hicieron demostraciones gastronómicas. De ahí pasó al hotel Habana Libre en Cuba como pasteles y luego al restaurante Cabo Mayor de Madrid a las órdenes de Pedro Larumbe. Tras una breve experiencia al frente del restaurante Na Rossa en el Puerto de Pollensa se incorporó de nuevo a Can Amer.

Dentro Can Amer, Tomeu Torrens, se nutrió de la experiencia de cocineros consagrados en la cocina mallorquina como Toni Piña, Arnau Mir, Tomeu Esteva y Joan Romero que hacían a menudo clases en la bodega organizadas por su madre. En 2004, se puso al frente del celler como chef y director.